domingo, 11 de septiembre de 2011

Tarta de frutas Buenos Días

Hoy os traigo una tarta muy rápida de hacer y que seguro que más de una ya la ha hecho muy parecida, porque no tiene apenas complicación! Mi examen se acerca y es cada vez menos el tiempo que me queda para estudiar, y como andaba desmotivada pensé en hacer un rico, y a la vez, sencillo postre que no me llevara mucho tiempo para subirme la moral. Ya sabéis, y si no os lo digo, que lo dulce cura todos los males derivados de la tristeza, la desilusión y los bajones de energía, y este os garantizo que os va a hacer sonreir con sólo mirarlo, su apariencia es tan dulce que ya por si sólo parece estar diciendo: cómeme que te curarás! jajaja

 Brevemente, os cuento que no tiene mucha ciencia: una base de bizcocho para tartas, una capa de crema de chocolate y avellanas, otra capa de bizcocho, otra capa de nata montada y para coronar, una tercera y última capa de bizcocho y mermelada al gusto (yo le puse de melocotón que era la que tenía por casa) con frutitas en almibar. Y para darle gusto al bizcocho usé el mismo almibar de las frutas para empapucharlo un poco.

El nombre de la tarta (sí, me gusta bautizar a las tartas jejeje) es tanto por lo completa que es como por la energía que te da, y no hay mejor forma de empezar el día que con energía! Aunque se puede tomar en cualquier momento del día eh?
Es de esos placeres que a todas horas te apetece así que... a vuestra elección lo dejo :)

 Reservaba esta base de tarta para ponerle una decoración más elaborada, con manga pastelera y algún toque original que hiciera de la tarta algo con más personalidad. Pero la sencillez no está reñida con una buena terminación, y decidí "pintar" el borde de la tarta con la misma nata del relleno, además de ponerle unas rosetas de nata.
Y como las palabras se las lleva el viento, aquí os dejo una imagen del interior para que vuestra imaginación y vuestro paladar se unan para crear sabores en vuestra mente :)


Gracias, como siempre, por el apoyo que me dais! Disfrutad con las vistas y seguid enamorándome de vuestras cocinas!!

Un beso enorme de guindas,

sábado, 3 de septiembre de 2011

Amantes del chocolate I

Hola gente dulce =)!!
¿Cómo va todo? Hoy os traigo una exquisita tarta mousse 3 Tentaciones que desde que vi hace unos días la tarta de Eva-cristal llevo queriendo hacer una para probarla! Pero debo advertiros que no he seguido su receta, me he guiado por un libro que tengo para los apasionados del chocolate y aunque he tenido algunas dificultades a la hora de elaborarlo, pues tuve que sustituir algunos ingredientes porque resultó que no tenía en casa, os diré que el resultado ha sido bastante satisfactorio.

Ingredientes
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • 50 gr de azúcar
  • 300 mL de leche
  • 6 hojas de gelatina
  • 1 sobre de preparado tipo Chantilly Royal
  • 75 gr chocolate negro
  • 75 gr chocolate con leche
  • 75 gr chocolate blanco


Elaboración

Separar las yemas de las claras (separar a su vez, cada clara). Batir las yemas con el azúcar y la harina en un cuenco que se pueda poner al baño María. Por otro lado, se calienta la leche sin que llegue a hervir y se añade a la mezcla de las yemas, batiendo. A continuación ponemos el cuenco al baño María y se remueve hasta obtener una especie de crema no muy espesa.
Tras preparar las hojas de gelatina según las instrucciones del fabricante, las escurrimos y la añadimos a la crema. Se deja enfriar.

Se prepara el chantilly y se incorpora a la crema. Hay que dividirla en 3 partes, una para cada capa. Y ahora el proceso es el mismo para cada una: derretir chocolate (el que corresponda a la capa que se esté haciendo) añadirlo a una parte de la crema junto con una de las claras montadas a punto de nieve. Primero lo hacemos con el chocolate negro, y cuando tengamos la mezcla lista y homogénea se añade a un molde y se deja enfriar en la nevera, hasta que cuaje. Repetir el proceso con el chocolate con leche y añadir al molde, para volver a dejarlo en la nevera otro ratito, mientras se prepara la última capa de chocolate blanco.
Tras dejar enfriar en la nevera varias horas, me decanté por una decoración de chocolate rallado y algunas florituras de chocolate.Éstas las hice con chocolate derretido que rocié con ayuda de un tenedor sobre papel de aluminio (se desprende fácilmente), lo metí un ratito en la nevera para que se endureciera y poder colocarlo sobre la tarta.


Y este es el resultado... disfrutad de las vistas golosos!!


Y como siempre, os deseo lo mejor!

Un tierno beso para todos (hoy sin sabores, que no quiero que os empachéis, jijiji),